¿Luka Doncic tiene lo necesario para llevar al éxito a Mavs?

Autor: Imagen Sports

marzo 1, 2021

Luka Doncic está entrando en su tercera temporada en la NBA. Con apenas 21 años ya es uno de los jugadores que dominan la Liga. Ese par de datos lucen cortos al hablar de un jugador que lleva la delantera para ser la máxima figura de la Asociación en un futuro cercano, pero por inverosímil que parezca Doncic lo está consiguiendo.

Juego tras juego, el base esloveno de los Dallas Mavericks brinda actuaciones en las que establece récords o rompe marcas (de Liga o franquicia); dignas de una futura leyenda y Salón de la Fama; sin embargo, todo esto podría no ser suficiente si el ex Real Madrid no lo capitaliza con un anillo de campeón para la quinteta texana. La vara que dejó el alemán Dirk Nowitzki está muy arriba, pero no es inalcanzable para ‘Luka Magic’, quien ya ha superado algunas cifras del pívot germano.

Si bien la calidad de Doncic no está en juicio, aún falta por saber si él solo podrá cargar con un equipo que tuvo un inicio lento en la Temporada 2020-2021 y que hasta su partido 32 del calendario (enfrentándose a los Brooklyn Nets) llegó a .500 de promedio (16-16) con una noche en la que Doncic cifró 27 puntos, 6 tablas y 7 asistencias en 34 minutos de actividad.

En lo que va de la presente campaña, Doncic sólo se ha perdido un partido para los de coach Rick Carlisle, el 3 de enero ante los Chicago Bulls (118-108), de ahí que parece que la sola figura de Doncic no será suficiente para que los Mavs superen lo hecho en la campaña anterior, cuando se metieron como séptimo lugar del Oeste a los Playoffs (43-32; .573), pero fueron eliminados en la primera ronda por los LA Clippers 4-2.

Por su parte Josh Richardson, Dorian Finney-Smith, Maxi Kleber y Kristaps Porzingis tienen cifras que lucen cortas (y no es que todos deban jugar al nivel de Doncic, sería imposible) en comparación con su líder.

En su sexta temporada, Richardson está consiguiendo 12.9 puntos (94vo en la Liga), 3.1 tablas y 2.6 asistencias; ni la mitad de lo que cifra Doncic. Sin duda son números pobres para un shooting guard.

Entrando en su cuarta temporada (todas con los Mavs), Dorian Finney-Smith tampoco está siendo un acompañante confiable para el All-Star esloveno, pese estar registrando sus segundos mejores números de carrera. El egresado de Florida brinda 8.4 por noche (en la 2019-20 tuvo su máximo con 9.5).

El alemán, Maxi Kleber, pareja de Finney-Smith, aporta aún menos, tanto en la parte alta como baja de la duela.
Los 6.8 puntos, 5.3 tablas y 1.4 asistencias lucen pobres si se toma en cuenta que pierde 11.8 balones por juego. Si bien su porcentaje de rebotes por noche no es malo, sí está lejos de Luka en ese departamento (8.6).

Finalmente está el ‘Unicornio Letón’, Kristaps Porzingis, la pareja estelar del ‘Chico Maravilla’, quien se equipara en rendimiento con Luka, siempre que las lesiones se lo permiten. El ‘5’ de los de Texas se perdió el inicio de la temporada actual para recuperarse de la operación a la que se sometió en octubre del año pasado para repararle el menisco de la rodilla derecha. Hizo su debut en enero de este año, mes en el que jugó ocho partidos aportando 18.6 unidades, 8.0 tablas y 0.9 asistencias.

Durante febrero ha visto acción en 8 duelos en los que ha promediado 22.8 unidades, 8.5 rebotes y 1.8 asistencias. Sin duda el mejor acompañante para la figura eslovena, pero cuya fragilidad no es de confiar de cara a la segunda mitad de la temporada y los posibles playoffs.

Al ver los números de la primera unidad de los Mavs es lógico pensar que toda la carga recae en Luka Doncic, algo que no parecía ser tan evidente en la campaña pasada, cuando en enero se lesionó el tobillo derecho y se ausentó del partido ante Houston Rockets, siendo la segunda vez que Dallas no contaba con su figura, pues antes, en diciembre, se perdió cuatro juegos en los que Dallas tuvo marca de 2-2.

Los chicos de Carlisle visitaron el jueves a los Sixers y como se mencionó en párrafos anteriores, la derrota dejó de manifiesto la dependencia que el equipo tiene del esloveno.
Sin salir ya para el último cuarto, cuando el juego estaba prácticamente definido, Doncic cerró la noche con 19 puntos, 3 rebotes y 4 asistencias. Ninguno de los otros cuatro titulares, salvo Richardson, quien jugó los cuatro cuartos (13 unidades), superó los 10 puntos.

Difícilmente un equipo que quiere aspirar a hacer algo importante en la temporada, puede tener esos números.

El siguiente juego de Dallas será ante el Orlando Magic, para cerrar la primera mitad de su temporada recibiendo a Oklahoma City Thunder. Si los Mavs apuntan a mantenerse en la carrera por un lugar en los Playoffs deberán cuidar y arropar a su máxima figura para equilibrar el peso de la responsabilidad de un sólido candidato a ganar el MVP este año y varios los que siguen.

Más publicaciones…