Los playoffs NBA 2020-21 finalmente están aquí y las posibilidades parecen infinitas

Autor: Imagen Sports

mayo 18, 2021

Antes de completar el cuadro de 16 equipos, hagamos un repaso por la primera ronda del torneo de entrada, durante la cual dos equipos de cada conferencia asegurarán el séptimo octavo puesto:

Conferencia Este (Martes)

  • No. 10 Charlotte Hornets en No. 9 Indiana Pacers (6:30 p.m. ET, TNT)
  • No. 8 Washington Wizards en No. 7 Boston Celtics (9 p.m. ET, TNT)

Conferencia Oeste (Miércoles)

  • No. 10 San Antonio Spurs en No. 9 Memphis Grizzlies (7:30 p.m. ET, ESPN)
  • No. 8 Golden State Warriors en No. 7 Los Angeles Lakers (10 p.m. ET, ESPN)

Y sí, no es un error: los Lakers, campeones de la temporada pasada, están luchando por sus vidas de postemporada en el torneo de play-in. Parece que las posibilidades disminuyen, a menos que puedan entrar al cuadro, LeBron James y Anthony Davis saludables, solo así podrían convertir a los Lakers en uno de los cabezas de serie No. 7 o No. 8 más peligrosos en la historia de la NBA.

Los Lakers se encuentran entre los 20 equipos que aún compiten por el campeonato y aquí te dejamos un poquito de cada escuadra para que disfrutes cada encuentro con todo lo que debes saber.

Conferencia Este

Philadelphia 76ers

Después de una temporada baja llena de cambios, incluido un nuevo presidente de operaciones de baloncesto (Daryl Morey), entrenador (Doc Rivers) y dos nuevos titulares (Danny Green y Seth Curry), los Sixers se sentaron en la cima de la Conferencia Este durante la mayor parte de la temporada y terminaron con el mejor record del Este. Una de las grandes razones fue el juego de Joel Embiid, quienestando disponible, pudo haber sido el jugador más dominante de la NBA en la mejor campaña de su carrera.

Por otra parte, dejando de lado el obvio potencial de lesión, es incuestionable la capacidad de Philadelphia para jugar una defensa asfixiante cuando está completo. Pero la segunda unidad defensiva de los 76ers es superior a la ofensiva número 13 del equipo, que tiende a empantanarse, especialmente cuando sus tiradores de tres puntos comienzan a fallar. Luego está el problema de anotar al final de los juegos, que ha sido un problema en Philadelphia durante años, y queda por ver si el equipo de esta temporada lo resolverá.

Brooklyn Nets

Los Nets son un equipo rebosante de talento, pero desafortunadamente, no han podido mantenerse sanos esta temporada. Desde que completó el intercambio por James Harden, el Big-3 de los Nets ha jugado en solo ocho juegos juntos: Kyrie Irving se ha perdido un puñado de juegos por motivos personales. Por razones y varias lesiones pequeñas, Kevin Durant se perdió más de un mes con una distensión en el tendón de la corva y tuvo dos ausencias relacionadas con el rastreo de contactos por coronavirus, mientras que Harden se perdió más de un mes por una distensión en el tendón de la corva antes de regresar a la alineación con dos juegos restantes en la temporada regular.
Por ende, la mayor preocupación de los Nets es superar la postemporada sin lesiones. La menor cantidad de juegos que los tres mejores anotadores de un equipo de campeonato han jugado juntos en una temporada regular es 10, cuando los Lakers 2000-01 jugaron solo 10 juegos con Kobe Bryant, Shaquille O’Neal y Derek Fisher. Sí, los Nets han tenido un número limitado de juegos para desarrollar la química, y sí, desafiarían ese punto de referencia establecido por los Lakers. Aun así, mientras los Nets puedan mantenerse sanos, no hay mejor trío que compita por un campeonato en este momento.

Los Nets son uno de los equipos más potentes ofensivamente en la historia de la NBA y, a pesar de jugar solo un puñado de juegos de temporada regular con toda su fuerza, todavía tienen la calificación ofensiva más alta de la liga y anotan la segunda mayor cantidad de puntos por juego, lo que los convierte en un oponente formidable contra cualquiera.

Milwaukee Bucks

Después de que dos temporadas regulares dominantes no se tradujeron en un éxito de postemporada, Milwaukee cambió su enfoque. Al entrenador Mike Budenholzer le quedó claro que necesitaba ser más flexible con sus esquemas en ambos extremos para prepararse mejor para los playoffs, y lo ha sido. Los Bucks pusieron todas sus fichas para canjear por Jrue Holiday de los Pelicans, y él ha mejorado en todo momento sobre Eric Bledsoe como base armador que esperaban. También agregaron más tarde a P.J. Tucker en la fecha límite de cambios para darles aún más versatilidad. Y aunque los Bucks tienen un peor récord al ingresar a los playoffs que el año pasado, creen que están más preparados que nunca detrás del actual MVP, Giannis Antetokounmpo.

Tengamos en cuenta que Los Bucks son el primer equipo en promediar al menos 120 puntos por partido durante una temporada desde los Nuggets de 1984-85. Al comenzar esta temporada, 22 equipos promediaron 120 puntos por juego en una temporada; cuatro de ellos ganaron el título (Lakers de 1972, 76ers de 1967, Celtics de 1960 y 1962). Las estadísticas sin duda dan esperanzas…

New York Knicks

Después de años de un ciclo vertiginoso de cambios de entrenadores, drama público y pobres resultados, los Knicks han llegado a los playoffs por primera vez desde la era de Carmelo Anthony. Contrataron a Leon Rose como el nuevo presidente del equipo e hicieron de Tom Thibodeau su nuevo entrenador en jefe. Los Knicks han irrumpido en la postemporada detrás del juego de Julius Randle, quien se ha convertido en una estrella esta temporada, lo que le valió su primera aparición en el Juego de Estrellas. Este jugador de 26 años lidera a Nueva York en anotaciones, asistencias y uso. Y está flanqueado por jugadores clave en rotación, incluidos RJ Barrett, Derrick Rose y el francotirador Reggie Bullock.

Eso sí, tampoco podemos negar que tal vez su falta de experiencia en postemporada, pueda jugarles chueco. Los titulares de los Knicks han jugado un total combinado de 16 juegos de playoffs: Nerlens Noel ha competido en 12 concursos de postemporada y Reggie Bullock ha aparecido en cuatro. Randle, quien los ha guiado durante la temporada regular, jugará en su primera postemporada. Los Knicks han sido excepcionales en juegos cerrados para terminar la temporada regular, con marca de 9-2 en juegos en tiempo decisivo desde el 9 de abril, según la investigación de ESPN Datos. Eso es bueno para el segundo mejor récord de este tipo en la NBA en ese momento. Aun así, cuanto más se adentran los equipos en los playoffs, el talento y la experiencia superestrellas tienden a ganar. 

Atlanta Hawks

Los Hawks tuvieron una temporada muy desigual, llena de altibajos. Han promediado 18.0 puntos por juego desde el cambio de entrenador y también tienen cierta inexperiencia en los playoffs. De los cinco mejores anotadores de Atlanta, solo el centro Clint Capela ha aparecido en los playoffs. Zach Lowe, de ESPN, ha contado la historia de encontrarse con el escolta de los Hawks Kevin Huerter en su hotel en Philadelphia durante los playoffs de 2019, cuando Pierce llevó a Huerter para ver a su ex equipo y tener una idea del baloncesto de postemporada. Mirar desde las gradas no sustituye a la realidad, y la experiencia de los playoffs tiene poder de predicción para el éxito del equipo. Las estrellas de Atlanta podrían tener dificultades para adaptarse a las defensas que las afixian de una manera diferente que durante la temporada regular.

Miami Heat

La resaca de la burbuja era real. Después de un breve descanso, el Heat luchó contra una mezcla de lesiones, inconsistencias y protocolos de COVID-19 a lo largo de la temporada. Miami encontró su camino al final de la temporada y comenzó a tomar forma justo antes de los playoffs. Como ocurrió en la burbuja el año pasado, fueron Jimmy Butler y Bam Adebayo quienes marcaron la pauta. Miami apuesta nuevamente por el dúo.

Miami encontró magia durante su carrera en la burbuja el otoño pasado gracias al empujón que recibió del escolta veterano Goran Dragic y de los jóvenes francotiradores Tyler Herro y Duncan Robinson. Esta temporada, Herro se perdió varias semanas por una lesión en el pie antes de recuperarse para los playoffs y en ocasiones ha tenido problemas para encontrar su tiro, como lo demuestra un frío abril en el que lanzó solo el 35.5% desde el campo durante 14 juegos.

Además, el escolta de los Bucks, Jrue Holiday, presenta a Miami un gran desafío que el Heat no vio durante los playoffs de la temporada pasada. Será interesante ver cuánto se enfrenta Holiday contra el All-Star Jimmy Butler del Heat y cuánta ofensiva puede ofrecer junto a Giannis Antetokounmpo y Khris Middleton. Holiday, quien promedió 19 puntos, 7.3 asistencias y 4 rebotes en tres partidos de temporada regular contra el Heat, fue llevado a Milwaukee para marcar la diferencia en la postemporada. Ahora es su oportunidad.

Conferencia Oeste

Utah Jazz

El Jazz tuvo el mejor récord de la NBA durante la gran mayoría de la temporada, así como la racha ganadora más larga de la liga (11 juegos) y dos rachas ganadoras de nueve juegos que empataron en las segundas carreras más largas de la campaña. El Jazz ganó 39 partidos por dos dígitos, con mucho la mayor cantidad de la liga. Lideraron la liga en rating neto por tres puntos por cada 100 posesiones y fueron el único equipo que se ubicó entre los cinco primeros en rating ofensivo (116,5) y defensivo (107,5). El pívot Rudy Gobert lideró la liga en total más-menos por casi 200 puntos, y Utah tenía los cuatro mejores jugadores en esa estadística.

¿Puede el Jazz jugar su estilo ofensivo preferido durante la postemporada? Utah lideró la liga en triples e intentados con la menor cantidad de tiros de media distancia (6.2). El Jazz genera tiros de alta calidad desde la pantalla y el movimiento de la pelota nítido, pero ¿qué tan bien funcionará eso contra una buena defensiva en los playoffs? Cuando los Jazz pierden el ritmo, tienden a depender demasiado del All-Star Donovan Mitchell, quien se sentó los últimos tres juegos de la temporada regular con un problema en el tobillo, para crear tarde en el reloj de lanzamiento. Utah tuvo marca de 1-6 cuando Mitchell intentó más de 25 goles de campo esta temporada.

Phoenix Suns

Después de una inspirada carrera de 8-0 en la burbuja la temporada pasada a pesar de perderse los playoffs, los soles estaban listos para dar el salto. Inserte Chris Paul. El canje por Paul, que envió a cuatro jugadores y un partido de primera ronda de 2022 a Oklahoma City, ayudó a elevar a los Suns de fuera de la imagen de los playoffs al segundo mejor récord de la liga. Paul ha jugado a un nivel All-NBA. Y los Suns han tenido relativamente buena salud durante toda la temporada: Paul, Devin Booker, Deandre Ayton y Mikal Bridges se han combinado para perderse solo seis juegos.

Los Suns han sido históricamente eficientes en un área del piso que a menudo se olvida: el rango medio. Liderado por Paul (primero en la liga en marcas de rango medio) y Booker (cuarto en la liga), Phoenix disparó al 47.4% desde esa área durante la temporada regular, el porcentaje más alto de cualquier equipo en las últimas 20 temporadas.

Denver Nuggets

Después de su inesperada carrera hacia la final de la Conferencia Oeste, los nuggets abrieron la temporada 6-7. Pero Nikola Jokic comenzó la temporada encendido, lanzando una campaña de MVP con cuatro triples-dobles en sus primeros seis juegos. Los Nuggets siguieron a su líder y parecían contendientes al título después de un acuerdo de fecha límite para Aaron Gordon del Orlando Magic. Y a pesar de que el armador Jamal Murray se rompió un ligamento cruzado anterior y Monte Morris y Will Barton se han perdido un tiempo prolongado, los Nuggets ingresan a los playoffs como los tres primeros sembrados.

¿Los veremos como finalistas de la conferencia? Por la forma en que Jokic ha jugado esta temporada, puede llevarse los nuggets a las finales de conferencia dependiendo de los enfrentamientos. Pero sin Murray, quien deslumbró en la carrera de playoffs de la temporada pasada, los nuggets no parecen tener lo suficiente para llegar a la final.

Jokic ha promediado 1.30 puntos por posesión desde el poste esta temporada, el mejor de cualquier jugador en una temporada desde que Second Spectrum comenzó a rastrear jugadores en 2013-14 (mínimo 300 pos-ups). Doblen a The Joker si se atreven, pero siempre va un paso por delante, aumentando esa eficiencia en casi un 20% cuando ve un equipo doble (1,54). Eso es lo mejor de cualquier jugador en una temporada, con mucho, desde 2013-14 (mínimo 100 equipos dobles). 

LA Clippers

Los Clippers entraron a la temporada diciendo que estaban motivados por el colapso de la burbuja de la segunda ronda. El nuevo entrenador Tyronn Lue se centró en aprender de los errores de los Clippers de hace una temporada. En su mejor momento, han disparado los 3 a un ritmo histórico, han pasado exquisitamente y Leonard y George parecen un dúo dominante. Pero una vez más, las lesiones han interrumpido su química y han provocado inconsistencias y tantas preguntas como la postemporada pasada.

Nuevamente, los Clippers se preguntan si han desarrollado suficiente química de cara a los playoffs, ya que las lesiones les han impedido jugar con toda su fuerza durante gran parte de la temporada. Quizás incluso peor, los Clippers no siempre se enfocan y lucen desinteresados durante los tramos. ¿Tienen suficiente liderazgo? ¿Tienen una tercera opción consistente para aliviar la carga de Leonard y George? ¿Puede su defensa estar a la altura de las enormes expectativas? ¿Y su poderosa ofensiva no se estancará en el calor de los cuartos de final? Los Clippers tienen más de una preocupación en este momento.

Dallas Mavericks

Los Mavericks, que fueron duramente afectados por COVID-19 a principios de la temporada, estaban cinco juegos por debajo de .500 a principios de febrero. Dallas tiene el quinto mejor porcentaje de victorias de la NBA desde entonces, abriéndose camino hacia los playoffs del Oeste. Luka Doncic ha producido números de calibre MVP, uniéndose a Damian Lillard como los únicos jugadores que se encuentran entre los 10 mejores de la liga en anotaciones y asistencias. Los jugadores de rol locales Jalen Brunson y Dorian Finney-Smith se han convertido en partes esenciales del núcleo de los Mavs. La profundidad de Dallas ha ayudado a los Mavs a manejar la frecuente falta de disponibilidad de Kristaps Porzingis debido a lesiones.

La pregunta más importante sobre los Mavericks, a corto y largo plazo, es si Porzingis puede ser el coprotagonista de élite necesario para que Dallas sea una amenaza legítima para el campeonato. Jugó bien en su primera prueba abreviada de la postemporada el año pasado, promediando 23.7 puntos con 52.5% de tiros desde el piso en tres juegos contra los Clippers antes de que su lesión de menisco lo dejara fuera por el resto de la serie. LA puede obligar a Porzingis a jugar en el perímetro a la defensiva si juega Serge Ibaka o una alineación pequeña con Marcus Morris en el centro.

Portland Trail Blazers

Fue una temporada difícil para los Blazers, subiendo y bajando en el Oeste y, como es tradición, lidiando con innumerables lesiones. Pasaron meses sin Jusuf Nurkic y CJ McCollum, poniendo la carga sobre los hombros de Damian Lillard, y lo llevó de manera brillante. Eso fue hasta que chocó contra una pared y los Blazers se desplomaron. Pero Portland corrigió tarde y está de vuelta en posición en el Oeste.

El reto ahora es conquistar una salida en segunda ronda. Es posible que los Blazers no sean favoritos en las apuestas para salir de la primera ronda, pero Lillard & Co. nunca lo hace con facilidad. El tiempo de los playoffs son 48 minutos de Dame Time, y mientras Lillard esté sano, los Blazers son peligrosos. Anotar una sorpresa en la primera ronda en uno de los playoffs más abiertos en años es ciertamente factible.

Torneo play-in Este

Boston Celtics

Después de llegar a las finales de la Conferencia Este en tres de los últimos cuatro años, el equipo de los Celtics cayó muy por debajo de ese estándar. Los dos aspectos positivos: el juego de los All-Stars Jayson Tatum y Jaylen Brown. Pero Brown ahora está fuera de temporada después de someterse a una cirugía de muñeca que puso fin a la temporada la semana pasada. Incluso antes de que Brown saliera, los Celtics hicieron poco para darle a nadie la confianza de que pueden regresar a ese nivel de élite. La pérdida de Gordon Hayward, quien fue a Charlotte en la agencia libre, se ha sentido durante toda la temporada, mientras que la mitad posterior de la lista, compuesta en gran parte por jugadores jóvenes reclutados en los últimos dos años, no logró producir con regularidad. Como resultado, los Celtics flotaron en el medio de la imagen de los playoffs del Este durante toda la temporada y están participando merecidamente en el torneo de play-in.

En este punto, tiene que ser si los Celtics pueden incluso salir del play-in. Ciertamente no han hecho nada para inspirar confianza en los últimos tiempos, incluso a la luz de todas las decepciones que han enfrentado esta temporada. Boston ahora tendrá que adaptarse a la vida sin Brown, uno de sus dos mejores jugadores junto a Tatum. Este equipo debería salir del play-in, dado que albergaría ambos juegos, pero nadie en Beantown tiene mucha confianza en que lo harán.

Washington Wizards

Después de la audaz decisión de agregar a Russell Westbrook en la temporada baja, la temporada de los Wizards no comenzó como se esperaba. Westbrook se ocupa de las lesiones persistentes. Sus tiradores de triples no estaban haciendo nada. Tuvieron que tomarse casi dos semanas de descanso debido a problemas de COVID-19 dentro de la lista. Alcanzó un momento bastante dramático a mediados de la temporada, pero detrás de la carrera repentina de Westbrook en la historia de triple-doble y la carrera de Bradley Beal por el título de anotación, encontraron su identidad justo a tiempo.

Lo que se avecina para Wizards es un desafío temprano para un contendiente. Los Wizards juegan algunos partidos salvajes y parecen tener la habilidad de elevar su nivel contra mejores equipos. Westbrook nunca se calla, y cualquier serie en la que esté involucrado tendrá algo dramático.

Indiana Pacers

Los Pacers ocuparon el tercer lugar en la NBA en la mayoría de las posesiones jugando defensa de zona esta temporada, según el seguimiento de Second Spectrum, mientras que los Hornets lideraron la liga en esta categoría. Dado el breve cambio de partida, la variedad de defensas que el entrenador Nate Bjorkgren ha utilizado a lo largo de la temporada podría presentar un desafío en la planificación del juego para Charlotte y una posible ventaja para Indiana.

Su gran reto ahora es la salida en primera ronda. Dada la lesión de Turner y la incertidumbre sobre el futuro de su entrenador en jefe de primer año en Bjorkgren, simplemente escapar del torneo de entrada sería una sorpresa.

Además, Indiana está dirigida por el grandote Domantas Sabonis, quien se convertirá en el primer jugador en la historia de los Pacers en promediar 20 puntos, 10 rebotes y cinco asistencias por juego en una temporada. Es uno de los cinco jugadores en lograr esos totales esta temporada. (Giannis Antetokounmpo, Julius Randle, Russell Westbrook y Nikola Jokic son los otros). Los problemas vienen con la defensa de Sabonis: cuando está en la cancha, los Pacers son superados por 2.1 puntos por cada 100 posesiones; cuando está fuera de la cancha, su índice defensivo mejora de 111.5 a 109.9, por lo que es un candidato principal para sustituciones de ofensiva por defensa al final del juego. 

Charlotte Hornets

El base novato LaMelo Ball ha proporcionado la energía que los Hornets necesitaban para recuperar relevancia nacional. La impresionante temporada de Ball, combinada con la incorporación del ex All-Star Gordon Hayward y el fuerte juego de Terry Rozier, le ha dado a los Hornets un núcleo que vale la pena construir. P.J. Washington, Devonte ‘Graham y Miles Bridges le han brindado al entrenador James Borrego opciones sólidas para una lista que ha crecido a lo largo de la temporada.

Su punto débil, como el de muchos, es la inexperiencia en los playoffs. Aparte de Hayward, quien se perdió más de un mes antes del play-in debido a una lesión en el pie, y Rozier, este es un grupo joven que no sabe cómo son los playoffs. El grupo no ha jugado juntos en partidos importantes y tendrá que aprender sobre la marcha lo que se necesita para ganar. Ball no parece ser el tipo de jugador que se aleja de un desafío, por lo que será interesante ver cómo responde a la intensidad de los playoffs.

Los Hornets se encuentran en el torneo de play-in en gran parte debido a su generosidad en el lado ofensivo. Charlotte está empatada en el quinto lugar de la NBA en asistencias por partido (26,8). Con la aparición de LaMelo Ball, los Hornets han pasado de ocupar el puesto 19 en esa categoría la temporada pasada. La pelota se mueve al ritmo de los Hornets sin importar quién esté en la cancha, ya que promedian 314.9 pases por juego como equipo, según Second Spectrum. Solo los Warriors, 76ers y Pacers mueven el balón más que los Hornets. — Jason Joseph

Torneo play-in Oeste

Los Angeles Lakers

Los Lakers tenían solo una temporada baja de 71 días para disfrutar de su campeonato de la NBA 2020 antes de que la liga se embarcara en su temporada acortada de 72 juegos. A pesar del breve respiro, LeBron James recibió un disparo de un cañón para comenzar su temporada 18, ya que L.A. se mantuvo cerca de la cima de la clasificación de la Conferencia Oeste durante la primera mitad del calendario y James ganó el premio al Jugador Más Valioso. Luego, la temporada se descarriló. Anthony Davis sufrió una distensión en la pantorrilla y tendinosis de Aquiles en la pierna derecha que lo dejó fuera durante nueve semanas. James hizo que Solomon Hill se lanzara sobre su pierna derecha, lo que le provocó un esguince de tobillo que lo mantuvo fuera durante seis semanas. Las conversaciones de extensión de contrato se rompieron entre el equipo y Dennis Schroder, y L.A.trató de cambiarlo por Kyle Lowry. Después de que el intercambio fracasara, Schroder ingresó a los protocolos de salud y seguridad de la liga en el momento menos oportuno con los Lakers luchando por los playoffs en la recta final.

Definitivamente, todo mundo está preocupado por el peligro potencial de que James o Anthony agraven sus lesiones, pero además de eso, los tiros de tres puntos de los Lakers no han sido confiables esta temporada. En el puesto 25 en triples por juego y 21 en porcentaje de triples del equipo, L.A. ha sido francamente peatonal cuando sus tiros no caen, con un récord de 12-11 cuando el equipo hace menos de 10 triples. Cuando el equipo tiene un ritmo desde el exterior, se desempeña mucho mejor: 30-19 cuando conecta 10 triples o más. En otras palabras, tipos como Kentavious Caldwell-Pope, Wesley Matthews y Ben McLemore podrían marcar la diferencia para los campeones defensores vulnerables.

Los Lakers son campeones de la NBA, pero esta designación viene con una gran advertencia. Nunca se puede descartar a un equipo de LeBron James: las últimas nueve veces que estuvo en la postemporada, su equipo llegó a las Finales de la NBA. Por otro lado, nunca se ha perdido tantos partidos en una temporada como esta campaña, y a los 36 años, no podrá poner a su equipo en la espalda para siempre.

Golden State Warriors

La única constante para los siempre inconsistentes Warriors ha sido la brillantez de Stephen Curry. El dos veces Jugador Más Valioso llevó a los Warriors a través de numerosos tramos ofensivos mientras le recordaba al resto de la liga que podría decirse que sigue siendo el jugador ofensivo más peligroso del baloncesto. Draymond Green demostró que todavía puede jugar a un alto nivel y Andrew Wiggins jugó una de las defensas más consistentes de su carrera durante su primera temporada completa en la Bahía. La principal desventaja de la temporada de los Warriors fue la falta de desarrollo del No. 2 de la selección general James Wiseman, quien mostró destellos de promesa, pero luchó con la consistencia antes de que una lesión en la rodilla terminara su temporada a principios de abril.

Las posibilidades están abiertas, si Curry calienta su mano, todo es posible para los guerreros incluso en su estado agotado, pero con las incertidumbres que rodean a la parte trasera de la lista, será difícil encadenar cuatro victorias contra uno de los mejores equipos del Oeste. Por muy bueno que sea Curry, no puede sacar a un equipo de la primera ronda sin un poco más de ayuda.

Curry ha acaparado los titulares, pero Green ha jugado un papel vital para los Warriors. Según Second Spectrum, Green lidera la NBA en porcentaje de tiros de campo permitidos en el aro de esta temporada (mínimo 200 tiros de campo defendidos). Además, ha asistido a Curry 194 veces, incluidos 110 triples, la mayor cantidad de cualquier combinación de pasador y anotador. 

Memphis Grizzlies

Los Grizzlies mejoraron respecto a la temporada pasada a pesar de que el pilar de la franquicia, Jaren Jackson Jr., estuvo fuera hasta finales de abril mientras se recuperaba de una cirugía de menisco. El centro de atención en Memphis siempre brilla en el base armador de segundo año Ja Morant, una estrella en ascenso con un don para lo espectacular. Sin embargo, se puede argumentar que el centro Jonas Valanciunas fue el MVP de los Grizzlies durante la temporada regular. Promedió 17,1 puntos por partido mientras ocupaba el tercer lugar en la liga en rebotes y dobles dobles.

Memphis, una franquicia que muchos esperaban estaría en las primeras etapas de un largo proceso de reconstrucción en este momento, simplemente no está lista para competir contra la élite de la liga. Los Grizzlies tenían foja de 15-23 contra equipos de .500 y superiores. Se fueron 2-10 contra los cuatro mejores cabezas de serie del Oeste.

Por otra parte, los Grizzlies han dominado cerca de la canasta esta temporada, liderando a la NBA en puntos de pintura por juego y puntos de segunda oportunidad por juego. Es el cuarto equipo en las últimas 25 temporadas en liderar la liga en ambos durante la misma temporada. El último equipo en hacerlo fueron los Nuggets de 2012-13, que ingresaron a los playoffs como el tercer sembrado esa temporada.

San Antonio Spurs

La temporada de los Spurs presentó obstáculos en todos los sentidos. Tuvieron una batalla con COVID-19 que acabó con una semana y cargó su programa de la segunda mitad. LaMarcus Aldridge finalmente fue liberado. Han comenzado a 13 jugadores y han utilizado 14 alineaciones iniciales en la temporada corta. Perdieron 10 de 12 desde que Derrick White cayó con una lesión en el tobillo, pero aun así lograron entrar en el juego, ya que buscan comenzar una nueva racha de apariciones en los playoffs.

Como era de esperarse, el calendario compacto, pasó factura a los Spurs en la última parte de la temporada. Tampoco ayudó que White no haya estado en la alineación desde el 26 de abril y esté fuera por la temporada. Pero su mayor preocupación en los playoffs serán sus tiros de tres puntos. San Antonio ocupa el puesto 29 en triples anotados por juego y el 23 en porcentaje de triples. Pueden tener buenos juegos de tiros, alcanzaron 17 triples el 10 de mayo contra Milwaukee, pero la mayoría de las veces, los tiros no han caído.

Después de perderse la postemporada por primera vez desde 1996-97, los Spurs necesitarán ganar dos veces en el torneo de play-in para regresar. Están dirigidos por Gregg Popovich, quien ha llegado a los playoffs 22 veces, empatado con George Karl por un entrenador en jefe en la historia de la NBA. Además, los Spurs nunca se han perdido los playoffs en temporadas consecutivas. En cuanto al equipo de esta temporada, es uno de los mejores para aferrarse al baloncesto. Los Spurs ocupan el segundo lugar tanto en pérdidas de balón por juego como en proporción de asistencia a pérdidas de balón.

Más publicaciones…