Simone Biles “Tengo que centrarme en mi salud mental”

Autor: Imagen Sports

julio 27, 2021

Después de los Juegos de Rio en 2016, los ojos del mundo se colocaron sobre la impresionante gimnasta Simone Biles que, en aquella justa Olímpica, conquistó todos las categorías gimnásticas en las que participó, llevándose el oro con actuaciones nunca antes vistas.

Sin embargo, para los Juegos Olímpicos de Tokio 2020, Simone decidió hacer una pausa en su carrera como atleta.

El día de ayer, Simone se retiró de la competencia por equipos de gimnasia cuando se dio cuenta de que, después de un mal aterrizaje, no se sentía segura para seguir compitiendo.
Después de obtener con su salto, una nota de 13,766, la peor entre las integrantes de su selección, la campeona olímpica abandonó el escenario con el médico del equipo y regresó unos minutos después.

La campeona dijo a medios que había estado luchando mentalmente en los últimos días y que, tras el salto, decidió salir pues tenía fe en sus compañeras de equipo, según The Guardian.

En las asimétricas, en las que iba a ser titular fue reemplazada por Jordan Chiles. Su equipo acabó ganando la medalla de plata, por detrás de Rusia y por delante de Gran Bretaña y sobre lo que Biles se posicionó contenta por la actuación y logro de sus compañeras.

«Estoy orgullosa de cómo las chicas dieron un paso adelante e hicieron lo que tenían que hacer.»

Respecto a su retiro de las competencias en estos juegos comentó:

«Después de la actuación que hice, no quería seguir. Tengo que centrarme en mi salud mental. Creo que la salud mental está más presente en el deporte ahora mismo», dijo la gimnasta. No somos sólo atletas. Somos personas al fin y al cabo y a veces hay que dar un paso atrás», continuó.

Desde que comenzó su carrera siendo apenas una adolescente, Simone Biles se ha robado todos los reflectores gracias a su talento nato e innegable; sin embargo, su salud emocional y mental se vio comprometida durante el 2018, en el contexto del juicio al médico Larry Nassar, con quien ella había tenido contacto por su carrera de atleta y quien en ese entonces fue acusado de abuso sexual, por más de 300 deportistas.
Simon sabía que Nassar la había tocado de manera indebida, pero no le dio importancia a ese atrevimiento porque sabía que a sus compañeras les había hecho cosas peores. Al final, comprendió que él también había abusado de ella. 

Biles, quien ya no era adolescente, quería que el mundo lo supiera para poder darle poder al movimiento de las sobrevivientes, por lo que se expresó en Twitter, escribiendo:

“La mayoría de ustedes me conocen como una chica feliz, risueña y llena de energía pero últimamente… me he sentido algo devastada, y cuanto más trato de acallar la voz que hay dentro de mi cabeza, más alto grita”. Etiquetó esta publicación con #MeToo.

En las semanas y meses posteriores, cayó en una profunda depresión. Sentía que había decepcionado a sus admiradores porque Estados Unidos quería que fuera perfecta. Le comentó a The New York Times que asistir a terapia la ayudó y alentó públicamente a otras personas para que buscaran ayuda si les costaba salir adelante.

Muy pronto, Biles se dio cuenta de que sus palabras tenían poder.

En distintas circunstancias sexistas que incluían a la Federación de Gimnasia de Estados Unidos, Biles se posicionó y las instituciones tomaron medidas como cortar relaciones con al centro de entrenamiento de Texas donde Nassar había acosado sexualmente a distintas jóvenes.
Posteriormente criticó a Mary Bono, quien en ese entonces era la directora general de la misma federación, por reprobar que Nike apoyara la decisión de Colin Kaepernick de arrodillarse durante el himno nacional, Bono renunció.

Consciente del poder de su voz, ahora Biles pone sobre la mesa la importancia de priorizar la salud mental y hace referencia a la tenista japonesa Naomi Osaka, quien toma como un ejemplo respecto a la importancia de alzar la voz.

Naomi Osaka es una tenista haitiana-japonesa -quien encendió el pebetero en la inauguración de los juegos- reconocida por su impresionante trayectoria. Hasta ahora ha sido campeona en individuales de cuatro torneos de Grand Slam y es la campeona reinante de los abiertos de Estados Unidos y Australia. Osaka ganó sus dos primeros títulos de Grand Slam en torneos consecutivos en el Abierto de Estados Unidos de 2018 y el Abierto de Australia de 2019.

Naomi, quien gracias a su esfuerzo también ha atraído los reflectores, ha utilizado su voz para visibilizar injusticias como el racismo, posicionándose por ejemplo, en contra del caso del asesinato de George Floyd, un tema que Japón todavía evita debido a distintas tradiciones.

Por otra parte, para Osaka, la salud mental es también importante, debido a que ha vivido en carne propia episodios de depresión.
En mayo, después de decir inicialmente que no hablaría con los medios durante el Abierto de Francia, se retiró de ese torneo y luego de Wimbledon, citando problemas de salud mental y largos episodios de depresión durante los tres años anteriores.

Los Juegos Olímpicos de Tokio marcan su regreso a la cancha después de dos meses. Situación que convierte a Naomi en la figura japonesa de más alto perfil que ha instalado el problema de la salud mental en la opinión pública.

Ahora, Simone Biles la iguala, primero por resguardar su estabilidad emocional y mental, pero también dejando el tema sobre la mesa. Ambas atletas son estrellas inigualables en sus respectivas categorías y están marcando un precedente histórico en el mundo del deporte Olímpico. 

Sin duda, la edición de la justa olímpica que estamos presenciando de Tokio 2020, nos está enseñando mucho más que términos deportivos y estamos más que seguros que se volverá inolvidable gracias a acciones como esta, en las que hasta el coronavirus, se ha quedado de lado.

Más publicaciones…

Regresa el Maratón de la CDMX

Regresa el Maratón de la CDMX

#MaratonCDMXTelcel #SaludenTuVida Este lunes fue anunciado el regreso del Maratón, el Medio Maratón y el Maratón...