Posible panorama para el Super Bowl LV

Autor: Imagen Sports

enero 27, 2021

Como ya lo hemos dicho, sin duda hemos sido testigos de la temporada más insólita en la historia de la NFL. El contexto que le dió la pandemia a los juegos y cómo cambió la dinámica ha significado mucho para todos, sin embargo hemos tenido sorpresas muy gratas cada fin de semana y obviamente el Super Bowl LV no podia ser la excepción.

Sin duda, será espectacular, ya que incluso sin haberse jugado, ya sabemos que será histórico puesto que por primera vez en la historia de este hermoso deporte y sus finales, los Tampa Bay Buccaneers se convertirán en el primer equipo en competir por un título de Super Bowl en su propio estadio.
El Super Bowl LV se jugará el 7 de febrero en el Raymond James Stadium, una fecha que la NFL otorgó años antes que el mariscal de campo Tom Brady decidiera dejar a los New England Patriots y hacer un par de intentos más por ganar un campeonato en Tampa.

Luego de ganar el primer Juego por el Campeonato de la NFC que ha disputado, en el triunfo 31-26 sobre los Green Bay Packers, Brady enfrentará a los campeones defensores Kansas City Chiefs. Luego de su victoria 38-24 sobre los Buffalo Bills en el Juego por el Campeonato de la AFC, los Chiefs están buscando su segundo título consecutivo de la era Patrick Mahomes

El Super Bowl estará precedido por casi nada de la euforia habitual previa al partido. Para garantizar el cumplimiento de los protocolos del COVID-19, la NFL exige que los Chiefs permanezcan en sus instalaciones locales hasta dos días antes del juego (los Buccaneers ya estarán en casa, desde luego). Eso significa que no habrá Día de Medios, ni multitudes a diario en los hoteles de los equipos y tampoco fiestas convencionales.

Independientemente de eso, este será un gran partido que cuenta con el quarterback que ha ganado más Super Bowls que cualquier otro jugador en la historia (Brady, seis) y su posible sucesor (Mahomes, buscando su segundo a los 25 años de edad). 

Kansas City Chiefs

El panorama para los Kansas City, sin duda es muy bueno, han tenido una temporada que hasta podría parecer que no les representó una gran dificultad (aunque tuvieron algunos tropiezos)…
 Vencieron a los Cleveland Browns en la Ronda Divisional, incluso después que Mahomes fue colocado en el protocolo de conmociones cerebrales. Y el domingo, frenaron la racha de ocho victorias consecutivas de los Bills. Verlos subir y bajar por el campo frente a la defensiva de Buffalo, y después sofocar la mayor parte del tiempo a un candidato a Jugador Más Valioso de la NFL en el quarterback de los Bills, Josh Allen, es simplemente el significado de que han sabido recuperarse y estar listos para el momento exacto.

Ahora, tampoco hay que confiarse porque si pensamos en la secundaria de los Chiefs enfrentándose a Mike Evans, Chris Godwin, Rob Gronkowski, Scotty Miller y tal vez Antonio Brown, entonces nos ponemos nerviosos.
Brady sacará todas sus armas, junto con una línea ofensiva que lo mantuvo prácticamente limpio contra los Packers. Las dos derrotas de los Chiefs durante la temporada regular fueron por marcadores de 40-32 y 38-21, los dos juegos con mayor cantidad de puntos anotados contra ellos esta campaña. Los Buccaneers son el único equipo que tiene el tipo de ofensiva que podría superarlos en un tiroteo.

Sin embargo, una de las características que definen a los Chiefs con Mahomes es que nunca han estado fuera de un juego, sin importar qué tan mal puedan comenzar. Así que incluso si los Buccaneers abren una ventaja temprano en el partido, los Chiefs podrían estar a solo unos golpes de volver al juego. Pero la clave será si pueden contener al frente defensivo de los Buccaneers. Si pueden darle suficiente tiempo a Mahomes, destruirá a su defensiva secundaria y anotará muchos puntos.

Tampa Bay Buccaneers

Los Buccaneers han anotado al menos 30 puntos en cada uno de sus últimos seis partidos, promediando 35.7 durante ese periodo. Si no ocurre nada, eso los pone en posición de competir con los Chiefs si el partido se vuelve un tiroteo (los Chiefs de hecho están promediando cerca de 25 puntos por partido durante ese lapso).
Es razonable esperar un buen plan para la ofensiva de los
Chiefs por parte del coordinador defensivo Todd Bowles, quien alguna vez trabajó con el entrenador en jefe de los Chiefs, Andy Reid, cuando ambos estaban con los Philadelphia Eagles. Y si bien la localía no fue una gran ventaja en el 2020, siempre es preferible evitar viajar cuando sea posible.

Por otra parte, Brady ya es un motivo de preocupación. El veterano lanzó tres intercepciones contra los Packers y un total de 12 en la temporada regular, la mayor cantidad para él en una campaña desde el 2011. Obviamente los Buccaneers se sobrepusieron a esos errores el domingo, pero darles más posesiones a los Chiefs no parece una buena idea. Por extraño que parezca, los Buccaneers necesitarán que Brady lo corrija para el Super Bowl.

Para ganar, el panorama les da a los Buccaneers dos posibles caminos. En uno, ejecutarán un plan de juego heroico de Bowles y frenarán a Mahomes de una manera que casi ningún otro rival lo ha hecho en las últimas tres temporadas. En el otro, ganarán un tiroteo de proporciones masivas. Estamos hablando de un tipo de partido con marcador 45-40. Pueden hacerlo y la defensiva de los Chiefs es capaz de permitirlo.

Por otra parte, en la cuestión de los números, Mahomes lideró la liga en índice de pasador contra las cargas (96.8). Esa probablemente es parte de la razón por que enfrentó cargas en apenas el 21 por ciento del tiempo en la temporada regular, el tercer índice más bajo. ¿El problema para los Bucs? Presentar cazamariscales adicionales es parte de su identidad defensiva (38 por ciento de las veces que sus rivales se retrasaron para lanzar, la quinta mayor cantidad de la liga), lo que significa que tendrán que cambiar lo que hacen mejor o jugar contra una de las fortalezas de Mahomes.

Brady, por su parte se ubicó en el lugar N° 30 en índice de pasador cuando estuvo bajo presión esta temporada. Eso contrasta enormemente con su posición N° 5 cuando no está bajo presión. Una razón obvia del por qué: no tiene la capacidad de salir corriendo. Así que hay que deshacerse rápido del balón, ¿cierto? A Brady no le ha ido tan bien en lanzamientos rápidos. De hecho, en la ofensiva de pases verticales de Bruce Arians, la presión estará sobre la línea ofensiva de Tampa Bay en el Super Bowl para darle a Brady el tiempo y espacio que necesita para trabajar. Los Bucs solo perdieron un partido cuando su índice de éxito en bloqueo de pases estuvo por encima del promedio de 57 por ciento de la liga.

Sin duda la estrategia de ambos equipos definirá su destino para conseguir el anhelado Vince Lombardi.

Más publicaciones…