La agresividad de Belichick en la Agencia Libre

Autor: Imagen Sports

marzo 17, 2021

Como pocas ocasiones -o más bien casi nunca-, el head coach de los New England Patriots, Bill Belichick, estuvo atípicamente activo el lunes, primer día permitido para negociar con agentes libres de otros equipos.

Apenas fue el primer día, pero Dallas ya echó la casa por la ventana. Entre contratos reportados con el ala cerrada de los Tennessee Titans, Jonnu Smith; linebacker externo de los Baltimore Ravens, Matthew Judon; tackle defensivo de los Miami Dolphins, Davon Godchaux; y back defensivo de los Philadelphia Eagles, Jalen Mills; Belichick entregó 81 millones de dólares en bonos y garantías. Y eso fue antes de pactar con los receptores abiertos Nelson Agholor y Kendrick Bourne y el tackle defensivo Henry Anderson más tarde en el día, y abrir la actividad del martes con un convenio por el ala cerrada Hunter Henry.

¿Qué motivó a Bill Belichick a gastar tanto en agentes libres? Hay que voltear a ver las condiciones del mercado. 

La situación parece extraordinaria porque se ha superado el promedio de compra de otros equipos, por ejemplo, los Patriots, quienes gastaron 51 millones de dólares en bonos y garantías para agentes libres a lo largo de las tres temporadas bajas previas, combinadas.

Como lo mencionamos: ese gasto se realizó en un total de tres temporadas. Belichick lo hizo en un día. 

¿Esto tiene algo que ver con Tom Brady? ¡Quien sabe! Pero lo cierto es que los Cowboys no tuvieron un buen 2020, padeciendo claramente la ausencia del QB que se fue a ganar OTRO SUPER BOWL, pero ahora con la escuadra de Tampa Bay. De este modo, no sería una locura pensar que Dallas necesita prepararse y la institución lo sabe, por lo que ir de compras y armarse con lo mejor de cara a la siguiente temporada, era URGENTE.

Sin embargo, puede que ese no sea el principal problema…

Belichick es de resultados, y simplemente evaluó a la plantilla que produjo una campaña de 7-9 –con los Patriots quedando fuera de los playoffs por primera vez en 12 años– y se percató de que no era muy buena. Así que, por mucho que quisiera reclutar en el draft, desarrollar y recontratar a jugadores, especialmente en la posición de ala cerrada y receptor abierto para auxiliar a un ataque que ranqueó N° 30 en yardas por pase, ya no era una opción. 

Lo cierto es que aunque ambas explicaciones tienen sentido y podrían ser ciertas, lo que probablemente fue el verdadero meollo del asunto y llevo a las directivas a tomar esta aguda estrategia, es la percepción de que el receso de temporada del 2021 era una oportunidad rara debido a la caída del tope salarial en la NFL.

El tope salarial cayó a 182.5 millones de dólares este año. Estuvo en los 198.2 millones de dólares durante el 2020, así que este año marcó la primera caída desde el contrato colectivo de trabajo del 2011.

Por ello, ha adelgazado al número de equipos contra quienes los Patriots compiten por agentes libres, porque muchas organizaciones están apuradas solo para acomodarse debajo del tope salarial. Eso endulzó al número de jugadores disponibles, generando que varios agentes libres en el mejor momento de sus carreras, quedaran disponibles en un año en el que, de otro modo, no estarían en el mercado abierto.

Así que, con una abundancia de espacio bajo el tope salarial para trabajar, y sabiendo que el límite crecerá en los años siguientes por los contratos de televisión de la liga que vienen, Belichick y los Patriots se fueron de compras como nunca antes.

En el mundo perfecto de los Patriots, han capitalizado en una situación sin precedentes del mercado para mejorar dramáticamente a su equipo.

En el peor de los escenarios, ellos lo han pensado de más, se alejaron demasiado de sus raíces de reclutar y desarrollar, comprometiendo demasiado con jugadores de fuera, y al final pagarán un precio similar al de otros equipos que también han «ganado» la agencia libre en marzos pasados.

Por ahora, hay bastante optimismo en One Patriot Place, donde podría necesitarse un nuevo espacio para estacionar al camión blindado que le dé la bienvenida a las adiciones de New England.

Más publicaciones…