Julio Jones llega a Tennessee ¿qué pasará?

Autor: Imagen Sports

junio 7, 2021

Julio Jones ha sido canjeado a los Tennessee Titans. Los Atlanta Falcons recibirán una selección de segunda ronda del 2022 y una de cuarta ronda del 2023, a cambio del receptor abierto estelar, al tiempo que envían a Tennessee una selección de sexta ronda del 2023.

En 10 temporadas con los Falcons, Jones atrapó 848 pases para 12,896 yardas con 60 touchdowns. Fue nombrado a siete Pro Bowls y fue elegido dos veces al primer equipo All-Pro. El jugador de 32 años de edad se vio limitado a nueve partidos por lesión en la temporada pasada, cuando registró 51 recepciones para 771 yardas y tres touchdowns. Se une al joven en ascenso A.J. Brown en Tennessee, brindando a los Titans una de las mejores duplas de receptores abiertos en la NFL.

Los Falcons, quienes tienen nuevo head coach (Arthur Smith) y gerente general (Terry Fontenot) sufren serios problemas de tope salarial, y el canje les permitirá ahora firmar a su camada de novatos, la cual incluye al cuarto recluta global, Kyle Pitts. Jones había pedido ser canjeado desde marzo.

Este canje tiene demasiado sentido para los Titans. Hallaron el mejor balance para su ofensiva la temporada pasada con un corredor de 2,000 yardas en Derrick Henry, un receptor de 1,000 yardas en A.J. Brown y otro en Corey Davis, quien se quedó apenas a 16 yardas del millar. Jones lleva a la ofensiva al siguiente nivel. Aunque tiene 32 años de edad, va a enfrentar una cantidad de coberturas sencillas que nunca ha enfrentado como profesional, y contará con un jugador joven en ascenso como Brown al lado opuesto. No creo que la compensación sea demasiado elevada para los Titans. Las lesiones podrían ser factor, pero Jones debe recuperarse de la temporada pasada, cuando se perdió siete encuentros con un problema de tendón de la corva. Se trata de un gran acuerdo para los Titans.

Por otra parte, la gran victoria para los Falcons es desprenderse del salario garantizado de 15 millones de dólares de Jones para el 2021, porque antes que nada se trató de una movida de tope salarial y efectivo. Algunos equipos deseaban que Atlanta absorbiera parte del pago, y eso impidió seguir negociaciones. Los Titans esperaron, para no tener que pagar una suma desorbitante y están en posición para reestructurar algunos contratos para abrir espacio para Jones, instantáneamente cambiando la complexión de la ofensiva en el proceso.

Los Falcons debían traspasarlo, todos sabían que lo debían traspasar, y obtuvieron tanto como podían esperar, logrando sacarlo de la conferencia. Los Titans tenían un hueco urgente en la posición de receptor abierto, y obtuvieron al mejor jugador que posiblemente pudieron haber conseguido, siempre y cuando Jones se mantenga sano.

Los Falcons difícilmente iban a recibir una selección de primera ronda, y realizaron el movimiento, en parte al menos, por sus graves problemas contra el tope salarial y la petición de Jones de ser traspasado. Con esos factores en juego, obtener una selección de segunda ronda y una de cuarta ronda, al tiempo que envían una de sexta ronda de regreso, fue probablemente lo mejor que Atlanta iba a poder conseguir.

Para los Titans, se trata de un canje que va a hacer que la ofensiva sea capaz de igualar a cualquier equipo de la AFC. Ellos pueden atacar a los equipos con el juego terrestre, pero ahora tienen las armas necesarias para involucrarse en tiroteos con cuadros como los Kansas City Chiefs y Buffalo Bills. Ceder las selecciones que pagaron no fue demasiado, especialmente considerando que Tennessee probablemente reciba selecciones compensatorias en el draft del 2022.

Más publicaciones…

Dak Prescott ha vuelto

Dak Prescott ha vuelto

Después de completar las actividades organizadas del equipo y dos días del minicampamento obligatorio de los Dallas...