Debilidades en los equipos de la NFL de cara al Draft del 2021

Autor: Imagen Sports

abril 5, 2021

El periodo de agencia libre está por terminar. No podemos negar que estuvo mucho más tranquilo que en ocasiones anteriores gracias a la caída en el tope salarial de este año y por ello hubo adquisiciones y canjes importantes que ayudaron a solventar algunos de los problemas más críticos.
Sin embargo, todavía hay nombres importantes sin equipo, pero el grueso de los movimientos se realizó en semanas pasadas.
A menos de un mes del Draft, te dejamos las escuadras que consideramos, todavía pueden aprovechar para reforzar su equipo.

Buffalo Bills

Los Bills decidieron sumar al veterano Emmanuel Sanders y retener al explosivo Isaiah McKenzie, cosa que sin duda fue un acierto, pero no tan grande como mantener la continuidad de la línea ofensiva con contratos nuevos para Jon Feliciano y Daryl Williams. Matt Breida aportará habilidad de jonrón en un backfield ofensivo que carecía de dinamita. Efe Obada será parte de la rotación al exterior de la línea defensiva.
Matt Milano regresa y son buenas noticas, pero el flanco contrario al linebacker medio, Tremaine Edmunds, pertenece al veterano A.J. Klein y es susceptible de mejorar, todavía. Buffalo posee una de las plantillas con menos huecos de la liga, y es obvio al hacer este ejercicio, pero también se trata de una posición donde, en caso de acertar en el lado fuerte de la formación, los Bills podrían elevarse hasta un nivel de élite defensivo.

Miami Dolphins

Integrar a Will Fuller V es una movida notable, y Mack Hollins podría ayudar marginalmente, pero todavía creo que hay trabajo por delante en el grupo de receptores abiertos. Benardrick McKinney es una máquina absoluta de tacleo para el interior de la defensiva, y llega con buena profundidad detrás gracias a Duke Riley, y las renovaciones con Elandon Roberts y Vince Beigel. Con todo y eso, creo que se pierde algo de la alta versatilidad que ofrecía Kyle Van Noy, cortado en Miami tras solo una temporada.

Sin embargo, la posición de receptor abierto sigue siendo el área de mayor necesidad, simplemente por el conocido historial de lesiones de Fuller, el de Preston Smith, y la inconsistencia eterna que parece plagar a DeVante Parker. Muy cerca, y casi intercambiable, podríamos hablar de ala cerrada, donde Mike Gesicki cumple a secas. En resumen, este equipo carece de un jugador legítimo de primera línea para atrapar los pases de Tua Tagovailoa y hacer cosas importantes con el balón después de ello, con consistencia.

Baltimore Ravens

La llegada de Sammy Watkins parece prometedora, pero es probable que no vaya a generar lo suficiente, porque su desempeño es más como un N° 2, que un N° 1 en una ofensiva. El problema es que Ravens ya tenía un N° 2 genuino en Marquise Brown. Ahora, si Watkins –quien lleva cinco años consecutivos sin alcanzar 70 recepciones o 700 yardas– de alguna manera recupera su nivel del 2015, bueno, ya hablamos de otra cosa.

La pérdida de agencia libre que no se compensó fue la de Matthew Judon, lo que manda al recién renovado Tyus Bowser y a Jalen Ferguson como titulares por fuera, con el veterano Pernell McPhee como suplente. Aquí hace falta un cazador de quarterbacks legítimo, y también profundidad.

Cincinnati Bengals

Trey Hendrickson como reemplazo de Carl Lawson es una buena apuesta, y en el caso de Larry Ogunjobi por Geno Atkins, obedece a cuestiones de edad. Por otra parte, la llegada de Riley Reiff junto la esperada vuelta de un sano Jonah Williams podría ser suficiente en la posición de tackle, pero hay espacio para mejorar al interior de la línea ofensiva, y esos podrían llegar con el desplazamiento de Williams o Reiff a guardia si llega un tackle vía draft.

Mientras tanto, la tripleta titular de linebackers se compone de Logan Wilson, Germain Pratt y Akeem Davis-Gaither, lo que inspira poco. Esta posición es donde podría llegar la mayor infusión de talento en el próximo draft, si bien no se invertirá la selección de primera ronda aquí.

Indianapolis Colts

La llegada vía canje de Carson Wentz previene que la posición de quarterback sea el hueco más urgente por llenar de la plantilla de Indianapolis, lo que sin duda les quita un peso de encima.

Sin embargo, la salida de Denico Autry hacia Tennessee es otro de los movimientos positivos más infravalorados del receso de temporada, a mi juicio, y esas son malas noticias para Indy. Los alas defensivas titulares que quedan son Tyquan Lewis y Al-Quadin Muhammad, por lo que es obvio que hay espacio para mejorar aquí.

Tennessee Titans

Las incorporaciones de Autry, Bud Dupree y Janoris Jenkins sin duda fueron aciertos para la defensiva, y Josh Reynolds intriga en el grupo de receptores abiertos, aunque también es cierto que parece existir, todavía, una vacante allí entre los primeros puestos del orden de plantilla, detrás de principal que es A.J. Brown.

Los Titans se sintieron tan confiados en Dennis Kelly, que dejaron caminar a Jack Conklin hace un año, y hoy, no tienen a ninguno de los dos. En lugar de eso, llegó Kendall Lamm vía agencia libre, procedente de Cleveland, donde inició tres partidos en dos años. En realidad, Lamm solamente ha sido titular una temporada, la del 2018 con Houston, en seis temporadas en la liga, así que anotarlo definitivamente como titular por el puesto flanco derecho parece prematuro. Es el alto costo de haber fallado tan miserablemente con Isaiah Wilson en la primera ronda del año pasado.

Green Bay Packers

Elgton Jenkins quizás no sea la solución ideal a largo plazo para reemplazar a Corey Linsley, pero ahora parecen haber otros huecos que tapar en la unidad. Billy Turner es el tackle derecho, y no es seguro que sea suficiente. Por dentro, donde deja su sitio Jenkins para mudarse al centro, los guardias serían Simon Stepaniak y Patrick Lucas. O quizás Lucas acabe en el centro y Jenkins se mantenga como guardia. De igual forma, aquí hay más interrogantes que respuestas, y eso sin contar que el mejor jugador de la unidad, David Bakhtiari, viene de una lesión grave de rodilla.

Si miramos al grupo de linebackers internos con que cuenta Green Bay, quizás la situación no esté tan lejos en términos de urgencia, también. De entre Ty Summers, Krys Barnes, Kamal Martin y De’Jon Harris hay que sacar a dos titulares, y ninguno de los mencionados posee más de dos años de experiencia en la liga.

Tampa Bay Buccaneers

Se dice en la NFL que quien no avanza en realidad está retrocediendo, y Tampa Bay nos dará la posibilidad de comprobar esa teoría porque nunca en la historia moderna de la liga, un campeón de Super Bowl había sido capaz de regresar a tantos titulares de una campaña de campeonato. ¿Es el equipo campeón del año pasado suficientemente bueno para repetir contra contendientes que, en teoría, dieron pasos al frente en la agencia libre?

Entonces, ¿dónde puede mejorar Tampa Bay? Bueno, la posición de ala defensiva junto a Vita Vea y Ndamukong Suh podría ser un buen lugar para comenzar. O quizás sumar profundidad a los esquineros. Un liniero ofensivo interior tampoco caería mal, para empezar. 

San Francisco 49ers

Retener a Trent Williams y sumar a Alex Mack son victorias de temporada baja, y no puede decirse lo suficiente acerca de la capacidad de los Niners de retener a Emmanuel Moseley, K’Waun Williams, y Jason Verrett, dadas las condiciones del club contra el tope salarial.

Todavía hay dudas en las posiciones de receptor abierto, linebacker externo y guardia, pero mantener la ventana de oportunidad abierta para este equipo no iba a ser sencillo y la gerencia lo logró, por ahora. El problema ahora es la factura pendiente por pagar en los próximos años por ascender en el orden de draft.

Más publicaciones…

Ixus: campeonas de la DLFL 2021

Ixus: campeonas de la DLFL 2021

El domingo se jugó la final de la Diosas Lingerie Football League en el Velódromo Olímpico “Agustín Melgar” El partido...