¿Cuáles serán los primeros movimientos del Draft?

Autor: Imagen Sports

abril 28, 2021

A un día de que arranque la primera ronda del Draft 2021 de la NFL, el evento anual de reclutamiento colegial está envuelto en mayor misterio que en años típicos.

Trevor Lawrence para los Jacksonville Jaguars y Zach Wilson para los New York Jets parecen ser las únicas certezas, en una temporada baja donde la pandemia trastocó buena parte de la normalidad del proceso previo de evaluación de talento. No hubo Combinado de Talento y un montón de universidades demoraron, abreviaron o cancelaron sus temporadas.

Bajo esas circunstancias, ya hay algunas suposiciones sobre las intenciones de los equipos para cada uno de los 32 turnos de la primera vuelta, sin proyectar canjes. Cuatro equipos —Houston Texans, Seattle Seahawks, Los Angeles Rams y Kansas City Chiefs— no tendrán turno en el primer día de selecciones, descontando algún movimiento posterior. Mientras por el contrario, hay cuatro equipos —Jaguars, Jets, Miami Dolphins y Baltimore Ravens— llegan con dos turnos, cada uno.

Jacksonville Jaguars
Trevor Lawrence, quarterback, Clemson Tigers

Nada nuevo, sabíamos que Lawrence iba a ser el primer jugador elegido en el Draft 2021 de la NFL desde el 2018 o 2019, incluso cuando no sabíamos qué equipo lo iba a elegir. Como prospecto, Lawrence tiene todo lo que se desea en la posición, y no tiene debilidades; es uno de esos jugadores que llegan una vez cada muchos años. No significa que sea el próximo astro de la NFL, pero no hay dudas de que la materia prima con la que trabajará Jacksonville es muy superior a la de cualquier otro pasador disponible este año. 

New York Jets
Zach Wilson, quarterback, Brigham Young Cougars

Será el segundo jugador elegido este año, con todo y que todavía hay un sector que prefiere al menos a uno, o hasta dos, de los pasadores que seguirán disponibles en este momento. Teóricamente, con Joe Douglas como gerente general, los Jets ya no son los de antes, pero no hace mucho –tres años, nada más– este equipo reclutaba a otro quarterback en la parte más alta de la primera ronda como su salvador.

Atlanta Falcons
Kyle Pitts, ala cerrada, Florida Gators

Los Falcons han ofrecido en canje su turno N° 4, y las cosas solamente se pusieron más interesantes para Atlanta después de que el gerente general Terry Fontenot avisara el lunes que el equipo escuchara llamadas preguntando por la disponibilidad de Julio Jones. Si el equipo logra negociar a Jones, será evidencia de que viene una reconstrucción mayor en Atlanta, y se desprenden dos situaciones: quizás vuelvan a elegir en la parte más alta de un draft cercano en el futuro, y; quarterback no es la posición de mayor urgencia hoy. Me voy con un tipo que, en una posición diferente, puede tomar el sitio de Jones como principal objetivo en el juego aéreo de Atlanta, a precio descontado. Si para los Falcons tiene validez lo de «mejor jugador disponible», lo sabremos con esta selección.

Cincinnati Bengals
Ja’Marr Chase, receptor abierto, Louisiana State Tigers

La influencia que tendrá en el Draft 2021 el valor de las relaciones preexistentes en un año donde no hubo Combinado de Talento, donde hubo temporadas recortadas, suspendidas, y donde un montón de jugadores como Chase, que decidieron no participar, cambió el ambiente y los ánimos para esta temporada, porque definitivamente es algo insólito. Si la directiva consulta al quarterback Joe Burrow, ¿le negaría su visto bueno a Chase? Seguramente, habrá linieros ofensivos de calidad en la parte alta de la segunda vuelta, pero nadie como Chase.

Miami Dolphins (de Philadelphia Eagles)
DeVonta Smith, receptor abierto, Alabama Crimson Tide

Precisamente por lo mencionado, este puesto podría ser para Smith o Jaylen Waddle, dependiendo de cuál de los dos tenga mejor calificación de Miami, y probablemente con alguna retroalimentación de Tua Tagovailoa. «Esos chicos han demostrado que han sido buenos jugadores a un alto nivel en la SEC. El juego ha cambiado un poco, y esos jugadores más pequeños tienen ahora más espacio y libertad para mostrar sus talentos», dijo la semana pasada el gerente general Chris Grier, aparentemente preparando el terreno para las preguntas post-draft respecto al tamaño de su recluta, en una sesión en la que también destacó la química con el quarterback.

Detroit Lions
Trey Lance, quarterback, North Dakota State Bison

Jared Goff es un buen movimiento, pero es poco probable que pueda posicionarse como como solución definitiva, sin embargo, Detroit recibió una recompensa cuantiosa por desvincularse con Matthew Stafford, y podrían no necesitar nada de eso para encontrar a un heredero a futuro, empleando a Goff como puente por una temporada. Los Lions han puesto a la venta este turno públicamente, así que hay fuertes posibilidades de que alguien más salte por Lance o Fields, pero asumiendo que Detroit no se mueve, me hace sentido un proyecto a mediano plazo en la posición más importante sobre el campo.

Carolina Panthers
Rashawn Slater, tackle ofensivo, Northwestern Wildcats

Carolina es otro de los cuadros que sacó los letreros de venta con su turno de primera ronda, y la adquisición de Sam Darnold, además de que no han movido a Teddy Bridgewater, invita a suponer que quarterback no será la posición elegida, si se mantienen aquí los Panthers. Carolina tuvo al mejor tackle derecho en la liga el año pasado, y el Draft 2021 parece ser el momento perfecto para encontrar a su contraparte por izquierda.

Denver Broncos
Justin Fields, quarterback, Ohio State Buckeyes

Cualquier puesto después del tercero, es una absoluta ganga por Fields, y no descuenten ver que Denver sea de los equipos que se esfuercen por ascender y tomarlo más arriba, una vez que los Niners hagan su selección. Dijimos que el draft es época de muchas mentiras, y todos esos «Me gusta mucho Drew Lock» de la semana pasada, cortesía del gerente general George Paton, perdían credibilidad cada que volvía a insistir en que deseaba crear competencia para él en la posición de quarterback. El hecho de que no sea John Elway eligiendo quarterback, probablemente ya es triunfo suficiente para los Broncos.

Dallas Cowboys
Jaycee Horn, esquinero, South Carolina Gamecocks

Dallas pondrá orden hasta el décimo turno en un Draft 2021 totalmente volcado a la ofensiva hasta este punto. Volvemos, de nuevo, a lo de los vínculos previos. El nuevo coordinador defensivo de Dallas, Dan Quinn, fue coordinador defensivo de la Universidad de Florida en el 2011 y 2021 bajo el entonces head coach de los Gators, Will Muschamp. Entonces, ¿quién mejor para recomendar a Horn a los Cowboys que Muschamp, head coach de South Carolina del 2016 al 2020?

New York Giants
Micah Parsons, linebacker, Penn State Nittany Lions

Los Giants están convencidos de que tienden en la dirección correcta, y sus contrataciones de agencia libre fueron evidencia de ello. Defensivamente, no hay mejor jugador en plantilla que Leonard Williams, pero todavía hace falta un socio explosivo que aproveche la atención que comanda de los esquemas de bloqueo. El gerente general Dave Gettleman fungió como director de personal de 1999 al 2011, y durante esos años hubo aciertos como Matthias Kiwanuka, Justin Tuck, Osi Umenyiora y Jason Pierre-Paul en la parte más alta del draft. Como gerente general de Carolina, apostó por Shaq Thompson y Kony Ealy, así la búsqueda de un elemento con habilidad de presionar quarterbacks no es nada nuevo para él. No todos funcionaron igual, pero existe un precedente.

Philadelphia Eagles (de San Francisco 49ers, vía Miami Dolphins)
Jaylen Waddle, receptor abierto, Alabama Crimson Tide

Este es uno de los turnos más interesantes porque, aún aquí, se puede sumar a un talento Top-8, en buena medida gracias a los quarterbacks que se irán de inicio. No podemos descontar un esquinero o un tackle ofensivo, particularmente por la calidad que hay disponible, pero Waddle tiene demasiado sentido para un equipo que no termina de pegar jonrón en la posición, con Jalen Reagor el año pasado –disminuido por lesiones– y el español JJ Arcega-Whiteside en la segunda vuelta del 2019, en ambos casos dejando pasar a receptores que han probado ser mucho más productivos. Waddle jugó como freshman genuino en el equipo de Alabama del 2018, donde Jalen Hurts tuvo rol de quarterback suplente, detrás de Tagovailoa, así que probablemente pasaron tiempo significativo juntos entrenando detrás del primer equipo.

Los Angeles Chargers
Penei Sewell, tackle ofensivo, Oregon Ducks

La paciencia es una virtud, y eso suele ser muy cierto en la primera ronda del draft. El año pasado, los Chargers esperaron y se encontraron al Novato Ofensivo del Año, y este año, es posible que se encuentren al guardaespaldas que ya conoce desde Oregon. Justin Herbert será el primero que aplauda esta selección si se alinean las estrellas para una reunión de los Ducks en la ofensiva angelina.

Minnesota Vikings
Patrick Surtain II, esquinero, Alabama Crimson Tide

Patrick Peterson es una solución para una o dos temporadas y el reciente arresto de Jeff Gladney, recluta de primera ronda del año pasado, arroja un panorama incierto para los esquineros. Si este turno parece un poco bajo para Surtain, es porque lo es, pero el draft tiene sus modos misteriosos de desenvolverse. 

New England Patriots
Jeremiah Owusu-Koramoah, linebacker, Notre Dame Fighting Irish

La teoría de que Bill Belichick va a armarse un canje para ascender al Top-10 y reclutar a un quarterback, parece un poco telenovelesca. Incluso parece más probable que los Patriots desciendan en el orden, en todo caso. En el 2013, los Pats invirtieron una selección de segunda ronda en un linebacker con experiencia colegial como back defensivo, pero también con la capacidad de atacar quarterbacks en Jamie Collins, y ese podría ser algo parecido a Owusu-Koramoah. New England posee un grupo rearmado de linebackers que incluye los regresos de Dont’a Hightower y Kyle Van Noy, y la incorporación de Matthew Judon. Una pieza adicional que pueda correr en cobertura de pase desde, particularmente para un equipo que emplea bastantes formaciones de tres safeties, no suena descabellado.

Arizona Cardinals
Kwity Paye, linebacker/ala defensiva, Michigan Wolverines

Paye puede cumplir la función que desempeñó admirablemente Reddick el año pasado para Arizona en su temporada de destape, particularmente después de que los Cardinals perdieron por lesión a Chandler Jones. En situaciones obvias de pase, mudar a J.J. Watt al interior, y atacar por fuera con Jones y Paye suena como lo más emocionante que han tenido los Cards en su frente defensivo en algún tiempo.

Las Vegas Raiders
Christian Barmore, tackle defensivo, Alabama Crimson Tide

Mike Mayok expresó recientemente sentirse «emocionado y revitalizado» por la línea ofensiva de Las Vegas, y en lenguaje de draft, podría significar un liniero ofensivo con este turno. Sin embargo, después de la adición de Yannick Ngakoue para uno de los flancos de la línea defensiva, para colocar al lado opuesto de Maxx Crosby, vale la pena preguntarse por qué no seguir abonando a la presión sobre quarterbacks rivales, posiblemente el peor rubro de los Raiders como equipo. Barmore es probablemente el único tackle defensivo con calificación legítima de primera ronda este año, pero también es un especialista para presionar desde el interior, y ningún aspecto del juego ayudará más a los Raiders en el 2021 que aprender a incomodar más a los pasadores rivales.

Miami Dolphins
Najee Harris, corredor, Alabama Crimson Tide

Admito que no me encantó en primera instancia el canje de los Dolphins para pasar del turno N° 12 al N° 6, después de haberse salido del tercer puesto, pagando en el proceso una selección de primera ronda del 2022, pero después me acordé que Miami invirtió una selección de primera ronda de las tres que tuvo el año pasado en Noah Igbinoghene, y… bueno. En todo caso, perder esa selección futura pone un poco más de presión en acertar ahora. ¿Suena a mucho el turno N° 18 por Najee Harris? A mi juicio, no si se convierte en el corredor de tres intentos que requieren los Dolphins para encontrar esa dimensión perdida en su ataque. ¿Estará todavía disponible allí Harris cuando llegue el siguiente turno de los Dolphins, el N° 36 global? No lo creo. Otro movimiento para descender unos cuantos escalones podría ocurrir, pero quizás las selecciones ganadas en este punto no valgan la pena por el riesgo de perder a su jugador.

Washington Football Team
Zaven Collins, linebacker, Tulsa Golden Hurricane

En el mejor momento de Ron Rivera al frente de los Panthers, contaba con un linebacker medio de élite que, además de ser una máquina tacleadora incansable, tenía un imán para el balón y generaba jugadas de impacto. Washington no tiene a su versión de Luke Kuechly, todavía, y sumar a un elemento con capacidad de recorrer de lateral a lateral con velocidad e instintos para el ovoide podría llevar a la unidad defensiva al primer escalafón en la NFL. La línea ya es más que sólida, pero falta talento de primer nivel detrás de los frontales para aprovechar realmente las oportunidades creadas en la trinchera.

Chicago Bears
Greg Newsome II, esquinero, Northwestern Wildcats

Es cierto que si la primera ronda transcurre más o menos como planteamos, será difícil en este momento dejar pasar a un tackle ofensivo, pero esquinero tiene un valor alto aquí, y no estoy convencido de que Chicago quiera comenzar la temporada con su configuración actual en la posición. Encima de todo, se trata de un chico local al que la franquicia pudo seguir de cerca durante toda su carrera universitaria. Regresamos al punto de que la familiaridad desempeñará su rol en un draft con tantas incógnitas.

Indianapolis Colts
Christian Darrisaw, tackle ofensivo, Virginia Tech Hokies

El mayor enemigo de Carson Wentz es la presión del oponente, e Indianapolis entiende que hay un hoyo del tamaño de Lucas Oil Stadium en el puesto de tackle izquierdo tras el retiro de Anthony Castonzo. Parece demasiado bajo aquí para hallar todavía a Darrisaw, y no estoy en desacuerdo. Sin embargo, también creo que la línea ofensiva puede ser la posición más afectada en términos de prospectos de primera línea cayendo en la primera ronda del draft, debido al frenesí por los quarterbacks, y esas son solo buenas noticias para los equipos que esperen del turno N° 16 en adelante.

Tennessee Titans
Alijah Vera-Tucker, guardia/tackle ofensivo, Southern California Trojans

Nadie se anotó un mayor fracaso en la primera ronda del año pasado que Tennessee. Los Titans eligieron al tackle Isaiah Wilson, quien ya ni está en el equipo, después de pasar inédito en su temporada de novato, más allá de un par de problemas fuera del campo. Mientras el ahora agente libre lanza su carrera en el mundo del rap, los Titans siguen en busca de soluciones para su línea ofensiva, y Vera-Tucker podría ser considerado. Un guardia en sus primeros años con los Trojans, Vera-Tucker pasó al tackle en el 2020, cuando la Pac-12 revirtió su decisión de cancelación de temporada. Su experiencia en el exterior es limitada, pero en el peor de los casos es un guardia probado que podría empujar a Rodger Saffold III al puesto de tackle, uno que no desconoce.

New York Jets (de Seattle Seahawks)
Gregory Rousseau, ala defensiva, Miami Hurricanes

Cuando los negociaron a Jamal Adams a Seattle, la selección de primera ronda obtenida en el Draft 2021, se pensó, podría ser utilizada como pago en la búsqueda de un nuevo quarterback. Al final, ya no fue necesario, gracias a que los Jets terminaron con la segunda peor marca de la NFL y no necesitarán moverse de allí para elegir a su nuevo pasador. El siguiente paso es brindarle a ese nuevo pasador algo de ayuda, y la defensiva es un buen sitio para comenzar. Quinnen Williams es un monstruo al frente, y la incorporación de Carl Lawson hará maravillas por fuera, pero hace falta otra presencia importante al lado opuesto. Allí es donde alguien como Rousseau puede aprovechar la atención ofensiva dirigida a otros sectores de la línea. Como coordinador defensivo de los Niners, el actual head coach de los Jets, Robert Saleh, le dio la bienvenida a la NFL a Solomon Thomas y Nick Bosa en la primera ronda del draft en la misma posición, además de que laboró con los también reclutas recientes de primera ronda Arik Armstead y DeForest Buckner en San Francisco. Saleh entiende el valor de la posición.

Pittsburgh Steelers
Teven Jenkins, tackle ofensivo, Oklahoma State Cowboys

Repentinamente, la línea ofensiva de los Steelers, fuera del guardia David DeCastro, parece un punto muy flaco en la plantilla. El equipo no renovó con el tackle izquierdo Alejandro Villanueva, Maurkice Pouncey se retiró y Matt Feiler emigró en la agencia libre. Básicamente, cualquier posición que sea incorporada en este turno va a ayudar en Pittsburgh. Por ahora, los tackles nominales son Zach Banner y Chukwuma Okorafor. Jenkins proveería competencia inmediata para Banner, quien solo jugó un partido del año pasado. A su vez, Banner podría competir por el puesto de guardia que actualmente está apuntado para Kevin Dotson. La realidad es que hay trabajo por hacer en esta unidad, y me sorprendería que los Steelers salieran de este draft sin al menos dos jugadores nuevos.

Jacksonville Jaguars (de Los Angeles Rams)
Travis Etienne, corredor, Clemson Tigers

¿Será posible ver un 2×1 de Clemson para Jacksonville? Los Jags la sacaron del parque el año pasado con James Robinson, pero rara vez, los equipos apuestan a largo plazo a un corredor no reclutado, por mucho que haya brillado como novato (véase a Phillip Lindsay en Denver). Etienne tiene un cambio de velocidad en campo abierto diferente, y se antoja como un buen complemento de estilo al más agresivo Robinson.

Cleveland Browns
Jamin Davis, linebacker, Kentucky Wildcats

Poder elegir, genuinamente, al mejor jugador disponible es un lujo que no se ha visto muy seguido en Cleveland en años. No hay huecos obvios de plantilla, aunque un cazador de quarterbacks podría ser la mayor prioridad de plantilla, dado que los contratos de Jadeveon Clowney y Takkarist McKinley son por solamente una temporada. No obstante, Davis podría ser demasiado bueno para dejar pasar, proyectando para iniciar por el lado débil en un equipo de la NFL desde su año de novato.

Baltimore Ravens
Terrace Marshall Jr., receptor abierto, Louisiana State Tigers

Con dos selecciones de primera ronda, los Ravens tendrían que estar insistiendo e insistiendo por teléfono a Atlanta como vendedores de call-center por Julio Jones. Si nos ceñimos a la selección, Baltimore de todos modos debe estar considerando a un receptor abierto para enriquecer el arsenal a disposición de Lamar Jackson lo más posible. Marshall es el prospecto de mayor tamaño entre los receptores de primera línea, y el mejor en la disputa de balones divididos, algo que le vendría muy bien a Baltimore porque no tiene a nadie con esas características en la posición. Los Ravens ya cuentan con el elemento de velocidad pura en Marquise Brown, y hace falta alguien que compita desde lo físico con backs defensivos.

New Orleans Saints
Trevon Moehrig, safety, Texas Christian Horned Frogs

Hubo rumores de una inminente salida de Malcolm Jenkins en este receso de temporada, lo que señala que New Orleans ya está ponderando, al menos, el futuro en la posición de safety sin el veterano. Los Saints retuvieron a Marcus Williams con la etiqueta de jugador franquicia, y lo visualizan como un bloque para la base defensiva a largo plazo. El talento puro de Moehrig significaría que debería irse mucho más arriba, pero así nos ha llevado este simulacro. Juntar a Moehrig con Williams podría resultar en una de las mejores duplas de safeties en la liga.

Green Bay Packers
Jaelan Phillips, ala defensiva, Miami Dolphins

Quiero suponer que la selección de primera ronda para Green Bay este año no será un quarterback. Ya hablando en serio, y fuera de Jordan Love el año pasado, la tendencia para los Packers en años recientes siempre fue defensiva. La producción de Preston Smith cayó notablemente el año pasado y Rashan Gary no termina de responder. Phillips trae algunas interrogantes médicas a cuestas, pero podría terminar de apuntalar la posición de apoyador externo al lado opuesto de Za’Darius Smith, elevando la temperatura para los pasadores rivales en el bolsillo de manera consistente.

Buffalo Bills
Asante Samuel Jr., esquinero, Florida State Seminoles

Junto a los Browns, ninguna plantilla me emociona más de cara al Draft 2021 de la NFL que la de Buffalo, simplemente porque no se aprecian huecos obvios y hay muchas direcciones que se pueden tomar sin gran presión, la mayoría de ellas correctas. Profundidad de primera línea en la rotación de esquineros siempre es una buena idea en una liga donde abundan las formaciones de receptores múltiples, y contar con Tre’Davious White como mentor para iniciar tu aprendizaje de NFL nunca es una mala propuesta. Levi Wallace aparece actualmente como titular al lado opuesto de White, y me parece que hablamos de un esquinero bueno a secas, quizás mejor de lo que se le reconoce. Incorporar a defensivo dinámico a la ecuación podría ser el empujón necesario para catapultar a Buffalo en la AFC.

Baltimore Ravens (de Kansas City Chiefs)
Azeez Ojulari, linebacker/ala defensiva, Georgia Bulldogs

Baltimore perdió a Matthew Judon en la agencia libre, y no se ha repuesto, en realidad, de haberse quedado sin Za’Darius Smith hace un par de temporadas. Tampa Bay mostró el camino para derrotar a Kansas City en la AFC, y para ello hace falta mucha presión sobre el quarterback, desde tantas direcciones como sea posible. Ojulari puede contribuir de inmediato desde uno de los puestos externos de linebacker, trabajando en conjunto con Calais Campbell y Jaylon Ferguson, de quien se espera un salto importante en el 2021, en lo que deberá ser su primera oportunidad como titular de tiempo completo. Sí, tackle ofensivo sigue siendo una asignatura pendiente, pero hay prospectos sólidos para segunda y tercera ronda.

Tampa Bay Buccaneers
Carlos Basham Jr., ala defensiva, Wake Forest Demon Deacons

Los Bucs hicieron lo impensado, trayendo de vuelta a sus 22 titulares del equipo campeón del Super Bowl LV. Fuera de Antonio Brown, que no jugó la temporada completa, y que cobró protagonismo en los playoffs por una situación que parecía más voluntad de Tom Brady que de necesidad esquemática, este equipo tiene, en teoría, todo lo necesario para repetir. Sin embargo, mirando al futuro, todo indica que será una misión imposible repetir este receso de campaña dentro de 12 meses, pase lo que pase con los Bucs. Para el 2022, la lista de agentes libres incluye a Ndamukong Suh, Jason Pierre-Paul, William Gholston, Steve McLendon y Pat O’Connor, así que comenzar ahora con una renovación en la unidad no parece mala idea.

Más publicaciones…

Lo mejor del Draft 2021

Lo mejor del Draft 2021

  El Draft de la NFL llegó a su fin y a diferencia de la edición del año pasado, ésta se pareció un poco más a la...